domingo, octubre 2, 2022
Google search engine
InicioViajesCastillos, flores y arte para vivir la primavera en Bélgica

Castillos, flores y arte para vivir la primavera en Bélgica

[ad_1]


Actualizado:

Guardar

Bélgica es el mayor productor mundial de begonias cultivadas casi exclusivamente en la zona de Gante desde 1860, área en la que se plantan 35 millones de bulbos al año. Es por ello que acudir en primavera a este país es todo un acierto para los amantes de la naturaleza. Esta época del año brinda el mejor de los escenarios con paisajes repletos de flores, castillos de cuento de hadas y exposiciones de arte que dan la bienvenida al visitante e invitan a saborear cada instante.

Floraliën Gent

Del 29 de abril al 8 de mayo tendrá lugar la 36 edición de la Floraliën Gent, un evento floral internacional de referencia en el sector cuyo tema de este año es: ‘Mi paraíso, un jardín en el mundo’. Los mejores floristas, arquitectos de jardines y cultivadores ornamentales se darán cita en el conocido velódromo Kuipke y en el emblemático pabellón Floraliën, en el parque de la Ciudadela de Gante, para ofrecer a los visitantes una experiencia de puro color en un entorno urbano dinámico.

Esta edición, que retrata la migración de flores y plantas, se centra en el pasado y presente de Gante y tiene como punto de partida y fuente de inspiración el retablo del Cordero Místico de los hermanos Van Eyck, una obra cuyo panel central muestra un jardín paradisíaco en el que se reconocen hasta 75 especies de flores y un grabado del jardín del obispo Triest, gran apasionado de las artes que tuvo mucha relación con la ciudad.

Para que los asistentes puedan aprovechar al máximo habrá diferentes talleres, salas verdes y paisajes emergentes que mostrarán los avances en sostenibilidad, innovación e investigación, así como las últimas tendencias en jardinería.

© Karin Borghouts
© Karin Borghouts

Jardín Botánico de Meise

Situado a las afueras de Bruselas está el Jardín Botánico de Meise, uno de los más grandes del mundo, cuya historia se remonta a más de 200 años. Incluido en la lista de patrimonio protegido desde 1967, este espacio con más de 92 hectáreas de extensión conjuga a la perfección naturaleza, historia, arte y ciencia.

En su interior destaca el Palacio de las Plantas, un complejo de invernaderos conectados entre sí con una extensión de una hectárea que cuenta con una gran cantidad de plantas de todo el mundo, incluidos cactus espinosos, orquídeas, grandes palmeras y flores exóticas. Dentro de este espacio está también el Invernadero de la Evolución, donde el visitante podrá hacer un viaje educativo en el tiempo a través de las plantas y su evolución a lo largo de más de 450 millones de años. Destaca, también, la Rosaleda con sus más de 100 especies botánicas diferentes, siendo una de las colecciones de rosas más importantes del mundo, el WOODlab, que presenta las características de la madera a través de actividades interactivas y el Jardín Culinario, donde se muestra lo que se comía en la región desde la época de los cazadores hasta la actualidad. No hay que perderse tampoco el castillo de Bouchout, una fortaleza del siglo XI que alberga una exposición permanente que cuenta la historia de los terrenos y del propio edificio.

Invernadero de Jardín Botánico de Meise
Invernadero de Jardín Botánico de Meise – © Plantentuin Meise

NADIR, arte contemporáneo belga en un castillo histórico

El castillo de Laarne, cuya historia se remonta a hace más de 700 años, es el escenario escogido para acoger una exposición colectiva, bautizada como NADIR, iniciada por el artista belga Kris Martin. Hasta el 22 de mayo se podrán ver las obras de diferentes artistas del país en este mágico escenario, uno de los castillos de agua mejor conservados de Bélgica. Durante la exposición, la fortaleza será mucho más que el telón de fondo para el arte. En muchos casos, los artistas han creado obras nuevas específicamente para el lugar inspiradas en su historia y en su especial atmósfera.

Imagen del castillo de Laarne
Imagen del castillo de Laarne – © Cedric Verhelst

Jardín Japonés de Hasselt

El que es el jardín japonés más grande de Europa con sus 2,5 hectáreas es un lugar ideal para pasear, meditar y saborear la naturaleza. Este espacio fue construido con la ayuda de la ciudad japonesa de Itami, ciudad hermanada con Hasselt en 1992, siguiendo las pautas de los jardines japoneses del siglo XVII. Cuenta con tres partes diferenciadas, un parque con 250 cerezos que brinda un espectáculo único en primavera, la parte central con su casa ceremonial, en la que todo está hecho con materiales de origen natural, la casa del té, situada sobre una de las colinas artificiales que representan las montañas de Japón, y diferentes estanques con peces y cascadas y, por último, la Kopermolenpark, zona de aspecto más occidental.

Castillo de Groot Bijgaarden y Floralia Brussel

El castillo de Groot-Bijgaarden, situado a 7 kilómetros de Bruselas, fue levantado en el siglo XVII y es un ejemplo de estilo renacentista flamenco. Desde lo alto de su torre se puede disfrutar de una vista panorámica del Atomium, de la ciudad de Bruselas y de un gran manto de colores que florecerá del 2 de abril al 3 de mayo por el Floralia Brussel.

Los jardineros han plantado a mano más de un millón de bulbos en las catorce hectáreas del parque de la fortaleza. Especial atención merecen los tulipanes, con casi 400 variedades, los jacintos y los narcisos. El diseño y la realización del Flower Show en Groot Bijgaarden ha corrido a cargo de Maarten Bakker, descendiente de una famosa familia de productores de bulbos de los Países Bajos.

Castillo de Groot-Bijgaarden
Castillo de Groot-Bijgaarden – © Visit Flanders

Hallerbos

Situado a las afueras del pueblo de Halle, a unos 20 kilómetros de Bruselas, está Hallerbos, un espacio natural que ofrece un espectáculo único en primavera, momento en el que millones de jacintos azules florecidos crean una mágica alfombra azul que cubre todo el suelo de este bosque. Para disfrutar al máximo de este lugar lo mejor es realizar la visita durante la mañana o la noche, momento en el cual el aroma de las flores es más fuerte. La mejor época para verlo es desde mediados de abril hasta principios de mayo.

Existen diferentes rutas senderistas para disfrutar de este show floral, así como del entorno mismo, como The Sequoia Walk, una ruta de cuatro kilómetros que permite descubrir las secuoyas gigantes, o The Roebuck Walk, un paseo de siete kilómetros que transcurre por tres de los cuatro valles de Hallerbos.

Ver los
comentarios



[ad_2]

RELATED ARTICLES
- Advertisment -
Google search engine

MAS POPULARES