martes, septiembre 27, 2022
Google search engine
InicioViajesel intercambio de casas para pasar las vacaciones se dispara en España

el intercambio de casas para pasar las vacaciones se dispara en España

[ad_1]


Actualizado:

Guardar

El intercambio de casa es una de las maneras más económicas para viajar. El sistema es el siguiente: una familia pone a disposición su hogar durante un periodo corto de tiempo, y a su vez, visita la vivienda de la familia que se alojará en su casa. De esta manera, pueden viajar al destino deseado al intercambiar sus alojamientos habituales. Es aquello que hacían Kate Winslet y Cameron Diaz en la película ‘The Holiday (Vacaciones)’.

Después de dos años de restricciones muy estrictas derivadas de la pandemia, esta
Semana Santa
se presenta como uno de los primeros periodos de vacaciones en los que se podrá viajar con ‘normalidad’. Por ello, la demanda turística se ha incrementado respecto a años anteriores.

Si hablamos del intercambio de hogares, solo en la web HomeExchange ya hay casi 20.000 pernoctaciones reservadas. Muestran los datos de este sitio web que las reservas han crecido un 289% respecto al mismo periodo de tiempo de 2021.

Otras maneras de viajar

Otra opción para viajar barato es el ‘Couchsurfing’, que consiste en que alguien te deje dormir «en su sillón» mientras viajas. Es una manera de conocer gente nueva, ya seas anfitrión o viajero, y, por supuesto, de viajar barato. En la página web de mismo nombre se pueden encontrar viajeros y anfitriones que ceden su salón. Dentro la página web hay una apartado en el que dan algunos consejos de seguridad para viajar de esta manera.

Hay más opciones, algunas muy específica como la plataforma ‘Warmshowers’, enfocada a las personas que viajan en bicicleta, y otras similares a HomeExchange, como ‘HomeforHome’.

Desventajas del intercambio de casas

Desde la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) nombran las ventajas, aunque también desventajas, de este modelo. Por un lado, destacan el ahorro del dinero, el disfrutar de la totalidad de una casa, y no solo una habitación de un hotel, y el «crear relaciones personales que aumentarán el vínculo con el lugar».

En el lado negativo, dicen que es una manera de viajar en la que de antemano es complejo saber si la experiencia será satisfactoria, aunque «hay valoraciones escritas por otros viajeros». Además, apuntan que en caso de tener que reclamar algo, no hay una manera estandarizada como cuando vamos a un hotel. «Las reclamaciones y el resto de derechos de consumo (desistimiento, cancelación, etc), dependen de lo acordado entre las partes», destacan.

Ver los
comentarios

[ad_2]

RELATED ARTICLES
- Advertisment -
Google search engine

MAS POPULARES