domingo, octubre 2, 2022
Google search engine
InicioViajesEl único campo petrolífero de España es ahora Bien de Interés Cultural

El único campo petrolífero de España es ahora Bien de Interés Cultural

[ad_1]


Actualizado:

Guardar

Tras muchos años de sondeos, el 6 de junio de 1964 brotó petróleo del suelo en Ayoluengo, una pedanía de Sargentes de la Lora, en el norte de Burgos. Fue una historia de portada (en ABC, el 17 de junio de 1964; en el Nodo, en el episodio 548), un hecho extraordinario que hoy, en nuestra memoria, apenas es el rastro de una fotografía en blanco y negro que seguramente tomaron Federico Vélez, padre e hijo, que retrataron aquel lugar en aquellos años.

Del petróleo en el norte de Burgos (arenas impregnadas de asfalto) ya se hablaba a finales del siglo XIX. Tras el final de la guerra civil, Campsa perseveró en esa idea e instaló su cuartel general en Valle de Zamanzas, otro pequeñísimo pueblo situado a unos 30 km de Ayoluengo.

Al final de los años 50 llegó la tecnología estadounidense, que impulsó el proyecto. Y en junio de 1964, finalmente, amaneció el gran día, con la mancha negra sobre la tierra. Era el sondeo 149 de todos los realizados hasta ese momento.

La producción comercial comenzó el 9 de febrero de 1967 en 32 pozos. El máximo de producción se registró en 1969, con 5.200 barriles de petróleo al día. Desde 1976 hasta 1985 se perforaron otros veinte pozos más. En 1967 se estimaron unas reservas de unos diez millones de barriles, pero la producción acumulada del campo hasta finales de 2015 fue de 17 millones de barriles de petróleo, según se recoge en un estudio de Jorge Navarro Comet publicado en 2016.

En 2017, cuando la explotación ya era casi testimonial, fue cerrada definitivamente. Terminó el sueño de un Texas en España. El campo de Ayoluengo quedó para la historia como el único yacimiento de petróleo económicamente explotable que ha sido descubierto hasta la fecha en la Península ibérica.

En 2015 se inauguró el Museo del Petróleo, que sigue siendo un recurso turístico valioso en la zona, una forma de viajar a aquel tiempo en el que los vecinos soñaron con un futuro de oro. Tras unos meses de obras,
volvió a abrir al público
el pasado 12 de marzo. Reservas: 608 320 041. Entrada: 3 euros.

Hace unos días, el campo petrolífero de Ayoluengo fue declarado Bien de Interés Cultural con categoría de Conjunto Etnológico. En la exposición de motivos se decía que ‘constituye una relevante muestra de patrimonio cultural asociado a su explotación, que ha dado lugar a una transformación radical del territorio, conformando un paisaje antropizado, representativo de un pasado y de unas formas de vida, digno de ser conservado y transmitido a generaciones futuras’.

Ese nuevo estatus del campo reconoce el patrimonio y su valor histórico, social y arqueológico, y además impide el desmantelamiento de la maquinaria: caballitos/bombas extractoras, conducciones y balsas de cada uno de los pozos diseminados por el entorno, doce del medio centenar que hubo.

Ayoluengo y Sargentes de la Lora están en la zona del Geoparque Las Loras, un espacio de la red de geoparques de la Unesco, que logró esta calificación en 2017. El reconocimiento se justifica en los valores naturales, geológicos y patrimoniales que aglutina este espacio geológico de importancia internacional. Es un paisaje de páramos calizos separados por espectaculares cañones fluviales en un paisaje de contrastes que no deja indiferente, entre las provincias de Palencia y Burgos. A una hora en coche está, por ejemplo, la
Cueva de los Franceses
, con un recorrido turístico de unos 500 metros.

Ver los
comentarios

[ad_2]

RELATED ARTICLES
- Advertisment -
Google search engine

MAS POPULARES