martes, septiembre 27, 2022
Google search engine
InicioCienciaUn spray nasal de oxitocina logra amansar a los leones

Un spray nasal de oxitocina logra amansar a los leones

[ad_1]

Madrid
Actualizado:

Guardar

¿Pueden los leones convertirse en unos inocentes gatitos con solo rociarles la nariz? Probablemente es mucho decir, pero algo similar han logrado unos investigadores que trabajan en una reserva de vida silvestre en Dinokeng, Sudáfrica. El equipo descubrió que una aplicación intranasal de oxitocina, la ‘hormona del amor’, amansa a estos animales, hasta el punto de que se tranquilizan y toleran mucho mejor a sus congéneres. De ahí a que se dejen rascar las orejas mientras ronronean queda mucho, pero el trabajo, publicado este miércoles en la revista
iScience
, es una muestra más de cómo esta sustancia puede influir en el comportamiento.

Por lo general, a los leones no les gusta hacer nuevos amigos. Protegen su territorio ferozmente y pueden herir mortalmente a un enemigo con un solo golpe.

Si bien la agresión es una ventaja para los depredadores en la naturaleza, plantea verdaderos desafíos para los ejemplares en las reservas o en cautiverio, un número que está creciendo debido a la pérdida de hábitat. Por eso, los investigadores pensaron que utilizar la oxitocina podría ser un buen recurso.

En los veranos de 2018 y 2019, el equipo dirigido por el biólogo animal Craig Packer y la neurocientífica Sarah Heilbronner, de la Universidad de Minnesota (EE.UU.), utilizó trozos de carne cruda para atraer a los leones hasta una cerca. Mientras se deleitaban con la carne, les rociaron oxitocina por la nariz con un herramienta que parece un frasco de perfume antiguo.

«Al rociar la oxitocina directamente por la nariz, sabemos que puede viajar por el nervio trigémino y el nervio olfativo directamente hacia el cerebro», dice
Jessica Burkhart
, autora principal. «De lo contrario, la barrera hematoencefálica podría filtrarlo».

Totalmente relajados

Después de estos tratamientos, Burkhart y sus colegas observaron que los 23 leones que recibieron oxitocina eran más tolerantes con otros leones en su espacio y mostraban menos vigilancia hacia los intrusos. «Puedes ver que sus rasgos se suavizan de inmediato, pasan de arrugados y agresivos a un comportamiento totalmente tranquilo», dice Burkhart. «Se relajan por completo. Es increíble».

Los investigadores midieron la tolerancia social al ver hasta qué punto un león que posee un objeto deseado, en este caso un juguete, permitirá que otros se le acerquen. «Después de que los leones fueron tratados con oxitocina, y les dimos su juguete favorito de calabaza para jugar, vimos que la distancia promedio entre ellos disminuyó de unos 7 metros sin tratamiento a unos 3,5 metros», señalan. Redujeron significativamente su vigilancia hacia los posibles intrusos y nunca rugieron en respuesta a los rugidos de leones desconocidos.

Sin embargo, en un escenario en el que había comida, los grandes felinos no mostraron una mayor tolerancia entre sí después de administrar la hormona.

Combatir la timidez

Según los investigadores, este tipo de tratamiento puede volverse particularmente útil a medida que las ciudades de África se expanden e invaden el territorio de los leones. Para mantenerlos a salvo y alejados de los humanos, muchos han sido transportados a reservas privadas cercadas, lo que a menudo resulta en que los leones de diferentes manadas se mezclen entre sí. «Actualmente estamos trabajando en la introducción de animales que han sido rescatados de circos o en el extranjero o en zonas de guerra que ahora viven en santuarios», dice Burkhart. «La esperanza es que esto se traduzca en la reubicación de los animales en la naturaleza, ayudándolos a estar más inclinados a su nuevo entorno social para que sean más curiosos y menos temerosos, lo que lleva a una unión más exitosa».

La oxitocina es una hormona que ayuda a construir los lazos sociales y la confianza en animales, incluido el ser humano. Se produce en grandes cantidades durante el embarazo. Algunas investigaciones han planteado utilizarla en terapias para el autismo e incluso en la anorexia nerviosa. Hace algunos años un grupo de investigadores canadienses desarrolló un aerosol de oxitocina que podría servir para fomentar la extroversión y combatir la timidez. E incluso se ha propuesto como una fórmula para reducir la ingesta de alimentos y adelgazar. Quizás alguien pueda probar la oxitocina con Will Smith.

Ver los
comentarios

[ad_2]

RELATED ARTICLES
- Advertisment -
Google search engine

MAS POPULARES